Para el aprendizaje de idiomas, el “veni, vidi, vinci” podría reemplazarse por el “enfócate responsabilízate…así vencerás”. Un problema importante en España, pero que sí tiene arreglo.

Existen multitud de recursos para el aprendizaje de idiomas, algunos incluso gratis. La dificultad está en descubrirlos, y, una vez hecho esto, utilizarlos con constancia.

Cambia el foco

Si vas a seguir pensando en la dificultad del idioma, sólo conseguirás fijarte esta idea en la cabeza. En realidad, necesitas el espacio que ocupa esta idea para aprender cosas realmente útiles en el idioma que deseas llegar a hablar con fluidez.

Empieza a interesarte por recursos off y online que te puedan ayudar. Pregunta a los que tienen un buen dominio del idioma como lo hicieron. Puede que sea más simple de lo que te imaginas.

Lee, escucha, canta, trabaja en ese idioma

De verdad, es más simple de lo que te imaginas. Seguro tienes que hacer en las próximas dos semanas un trabajo para la universidad, para un curso, para tu propio empleo y necesitas recopilar datos o consultar estudios. Tienes suerte de que el español es un idioma altamente utilizado, sin embargo, ¿por qué no hacer las cosas más divertidas y ponerlo un poco de reto?

La cantidad y fiabilidad de fuentes de información en inglés en el entorno online es impresionante. Busca aquellas fuentes que han realizado estudios en el campo del que deseas extraer información, apúntate a sus newsletters, y descárgate esos estudios que te interesan.

Puede que no tengas tiempo suficiente o nivel para leer enteramente en el idioma que quieras aprender, pero con que hayas leído unas cuantas páginas y apuntado unas cuantas ideas, vale.

Se trata en definitiva, de hacer que el idioma que intentas aprender te acompañe durante tu día a día de un modo natural y útil. Ya verás que lo útil es suficiente motivo para incorporar ese idioma en tu vida diaria.

Créate un perfil social en el idioma que quieras aprender

Si ya estás en LinkedIn, has visto que hay trabajos publicados directamente en inglés (más que otro idioma como francés). ¿Qué mejor carta de presentación para un puesto que quieras solicitar que el curriculum hecho en el idioma de la oferta? Pero sin trucos, hay que esforzarte y hacerlo solo/a, eso sí, pide el consejo de alguien con buen dominio para hacer las correcciones pertinentes. Tendrás un curriculum que llegará de mejora manera al potencial empleador extranjero, y sólo con un simple esfuerzo de traducción. Recomendamos los diccionarios online Reverso y Bab.la, que disponen de diccionarios en varios idiomas, incluyendo expresiones idiomáticas y ejemplos contextualizados.

Infórmate a diario eligiendo prensa extranjera

La BBC tiene una excelente calidad de información, con una diversidad que te permite leer tanto las últimas noticias, como reportajes temáticos. Seguro encontrarás algo relacionado con tu campo de actividad o tu afición. Esto es sólo para nombrar un medio, pero no te quedes corto. Busca aquellos medios de tu interés, en vez de informarte en español, disfruta haciéndolo en el idioma que quieras aprender. Y sí, apunta las palabras que no conoces, búscalos inmediatamente y deténte un minuto en procesar esa nueva palabra. Si te gusta escribir y tienes tu cuaderno de frases célebres, apunta alguna expresión que te ha llamado la atención y más tarde podrás volver a consultarla.

No te pongas objetivos grandes, sino realistas y constantes. Poco a poco lograrás hacer de ese idioma tu amigo porque no hay mal que por bien no venga, o … every cloud has a silver lining (a buscar los equivalentes en francés alemán, etc.)

 

Categories: Idiomas

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.