Emigrar es experimentar lo nuevo en cada instante y lo nuevo significa desconocido. Muchos de los factores que intervienen en tu proyecto de emigración no pueden ser controlados, pero algunos sí se pueden profundizar:

El conocimiento sobre el destino elegido para emigrar

En cuanto más aspectos tengas en cuenta, más fácil te va a resultar aceptar tu nueva situación. Unas fuentes interesantes para conocer como son la vida y la gente en el destino que eliges son tus amigos extranjeros que has ido conociendo. Una vez hayas decidido cual va a ser tu proyecto de emigración, disfruta aprendiendo poco a poco sobre el destino elegido. Ponte una meta realista: hoy puedes investigar sobre como viven los neozelandeses, que aspiraciones profesionales tienen. Mañana tendrás tiempo de profundizar en las mejores zonas para vivir en la ciudad que te va a alojar.

El idioma del país elegido

Es un proyecto de emprendimiento por sí sólo. El dominio del idioma ofrece confort, que lleva a un aumento de la confianza en ti mismo/a. A veces, sin embargo, el proyecto de emigración puede ser bastante espontáneo. Si no puedes cumplir el ideal de conocer el idioma del destino al menos a nivel de conversación antes del viaje de partida, existen varios recursos disponibles en los países de destino.

La culturas

Efectivamente, en plural. La que llevas dentro y la que te vas a encontrar en las personas que conocerás en el destino. Acuérdate de tus experiencias de Erasmus, de tus viajes al extranjero, de tus proyectos que llevaste con compañeros y amigos de otros lugares, de los libros, películas, y las pequeñas conversaciones que tuviste con los lugareños como turista. Aparte de que pueda ser un bonito recuerdo demuestra que al fin y al cabo, si lo has hecho antes una vez, lo puedes hacer de nuevo. Esta vez, en grande.

Aspectos administrativos

Dependiendo de tu perfil y del destino elegido, puedes encontrarte con varias situaciones: necesitar visado, permiso de residencia y/o permiso de trabajo. El calendario de un emigrante: los meses del año y días de la semana, aunque tendrán el mismo nombre, no serán los mismos para ti sobre todo al principio de tu proyecto de emigración. Personaliza tu calendario, asignando las principales tareas administrativas que vas a tener que hacer una vez llegado en el país de destino. Aquí sí hay que ser exhaustivo, ponlas todas y asegúrate de tener este calendario en formato portable (móvil, cuaderno de notas, recordatorios), para que te pueda acompañar y guiar en tu día a día.

Categories: ¿Cómo Emigrar?

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.